Compartir nota:

Cuídese de la influenza

 

 

Dr. Francisco Javier Muro D.
Médico cirujano
fj_muro@hotmail.com

 

 

Aunque hemos avanzado en el control de esta enfermedad,no debemos bajar la guardia, y debemos seguir reforzando las medidas preventivas, invitar a la población para participar, continuar informados y tomar acciones para prevenir el contagio de  la influenza.

 

Ésta es una enfermedad aguda de las vías respiratorias, curable y controlable si se recibe atención médica oportuna y los cuidados necesarios en casa. Está producida por la familia del virus de la influenza, que se clasifica en tres tipos: A, B y C. El tipo A incluye tres subtipos: H1N1, H2N2 y H3N2 que han causado epidemias extensas y pandemias; el tipo B, se ha relacionado pocas veces con epidemias regionales o dispersas y; el tipo C tiene relación con casos esporádicos y brotes pequeños.  

 

Actualmente, de los diferentes tipos de virus de la influenza, en México circulan tres virus estacionales: A(H1N1), A(H3N2) e Influenza B.   Esta enfermedad puede presentarse en pandemias, epidemias, brotes localizados y en casos esporádicos.

 

Vías de transmisión

 

La influenza se transmite de persona a persona (el virus entra al organismo por la boca, nariz y ojos), principalmente cuando las personas enfermas o portadoras de influenza expulsan gotitas de saliva al estornudar o toser frente a otra sin cubrirse la boca y la nariz; al compartir utensilios o alimentos de una persona enferma; o al saludar de mano, beso o abrazo a una persona enferma de una infección respiratoria.

 

También se puede transmitir a través del contacto con superficies previamente contaminadas por gotitas de saliva de una persona enferma de influenza, tales como las manos, mesas, teclados de computadora, mouse, artículos deportivos, manijas, barandales, teléfonos, pañuelos desechables y telas.

 

¿Cuáles son los síntomas?

 

Fiebre de 38°C o más, tos y dolor de cabeza, acompañados de uno o más de los siguientes signos o síntomas:

 

• Escurrimiento nasal

• Enrojecimiento nasal

• Congestión nasal

• Dolor de articulaciones

• Dolor muscular

• Decaimiento (postración)

• Dolor al tragar

• Dolor de pecho

• Dolor de estómago

• Diarrea

 

¿Cómo se previene?

La mejor manera de prevenir la influenza es realizando las siguientes medidas de higiene básicas:

 

o Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón (al llegar de la calle, periódicamente durante el día, después de tocar áreas de uso común, después de ir al baño y antes de comer). 

 

o Cubrirse la nariz y boca con un pañuelo desechable o con el ángulo interno del codo al toser o estornudar. 

 

o Si es necesario escupir, hacerlo en un pañuelo desechable, tirarlo a la basura y lavarse las manos. Nunca escupir en el suelo.

 

o Lavar frecuentemente (higiene del vestido) corbatas, sacos, bufandas, abrigos, etc., de preferencia después de cada uso. 

 

o Mantener la higiene adecuada de los entornos (casas, oficinas, centros de reunión), ventilarlos y permitir la entrada del sol. 

 

o Limpiar superficies y objetos de uso común. 

 

o Quedarse en casa cuando se tienen padecimientos respiratorios y acudir al médico si se presenta alguno de los síntomas (fiebre mayor a 38° C, dolor de cabeza, dolor de garganta, escurrimiento nasal, etc.). 

 

o Vacunarse todos los años.

 

Habrá vacunas para… 

 

Durante esta campaña, serán vacunados de forma gratuita con Vacuna Trivalente Tipos A y B:

 

• Niños de 6 a 59 meses de edad cumplidos.

• Población de 5 a 9 años de edad que padezcan asma y otras enfermedades pulmonares crónicas, cardiopatías, VIH, hemoglobinopatías, problemas renales crónicos, diabetes mellitus, obesidad y artritis.

• Población de 50 a 59 años que padezcan diabetes, cardiopatías, neumopatías crónicas (como Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica – EPOC – y Enfisema Pulmonar, entre otras), asma, inmunodeficiencia, cáncer, VIH y obesidad.

• Personal de Salud en áreas clínicas en contacto con pacientes.

• Mujeres embarazadas en cualquier trimestre del embarazo, durante la época invernal.

• Personas de 60 años y más.

 

La vacuna contra la influenza estacional es segura y bien tolerada, no es capaz de producir síntomas de influenza y las reacciones locales que pueden presentarse son leves, con duración de de 24 a 48 horas que remiten sin tratamiento.

 

La vacuna no deberá aplicarse a:

 

Lactantes menores de 6 meses y personas que hayan tenido una reacción alérgica grave al huevo o a una dosis previa de vacuna antiinfluenza.

 

Aunque la vacunación será durante toda la temporada invernal, entre más pronto acuda, estará mejor protegido, ya que con los cambios de temperatura y la mayor presencia de enfermedades respiratoria. Las Instituciones de Salud, como el ISSSTE está acercando la Vacunación a los diferentes centros de trabajo y sitios públicos.

 

Dr. Francisco Javier Muro Dávila. 
Médico Cirujano
Maestro en Salud Pública
UNAM- SSA Presidente de la FEMESON. 
Subdelegado médico del ISSSTE en Sonora
Ced. Prof. 471325, SSA 58351.

 

 

 

 


Más del autor

Cuídese de la influenza

Aunque hemos avanzado en el control de esta enfermedad,no debemos bajar la guardia, y debemos seguir reforzando las medidas preventivas, invitar a la ...

La neumonía: Enfermedad de temporada

En lactantes muy enfermos, la neumonía puede ocasionar incapacidad para consumir alimentos o líquidos, así como pérdida de consciencia, hipotermia...

Incremento de casos de Tos ferina en Am...

La tos ferina es una causa importante de morbilidad y mortalidad infantil en el mundo, por lo que en virtud del incremento de casos de tos ferina ocu...

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

MARKETING SOLUTIONS

Quinta Mayor 181 Col. Las Quintas.
CP 83240
publicidad@buenasalud.org

Tel: (662) 236 25 00