Compartir nota:

Cáncer Oral

Dr. Miguel Arturo Haro Bernal
Cirujano Dentista

 

Las manifestaciones del cáncer se pueden presentar en diferentes partes del cuerpo; la cavidad bucal no es su excepción y como dicen, los ojos no ven lo que el cerebro no tiene registrado.

 

El cáncer bucal compromete con mayor frecuencia los labios o la lengua y también puede ocurrir en el revestimiento de la mejilla, piso de la boca, encías, paladar, parte posterior de la garganta, en las amígdalas o en las glándulas salivales.

 

Afecta con mayor frecuencia a los hombres que a las mujeres y principalmente. Personas mayores de 40 años, hipertensos, diabéticos, pacientes con deficiencias del sistema inmunológico así como aquellos que han padecido cáncer de mama, cervicouterino o próstata son más vulnerables. 

 

El cáncer bucal más frecuente es el denominado carcinoma escamocelulares, los cuales tienden a diseminarse rápidamente.

 

En México se registran 4 mil casos de cáncer bucal al año; del cáncer en cabeza y cuello, el cinco por ciento es en la boca. 

 

Cómo detectarlo 

 

El cáncer oral se puede descubrir cuando el odontólogo realiza una limpieza o un examen de rutina. De otra forma, la detección tardía del cáncer bucal puede implicar cirugía, terapia radiante y quimioterapia. 

 

Autoexamen de salud bucal

Lávese las manos y colóquese frente a un espejo.

 

Observe y palpe: 

- labios por dentro y fuera.

-encías por todos sus lados.

-cara interna de las mejillas.

-paladar.

-el piso de la boca (debajo de la lengua).

-todas las caras de la lengua, jale la lengua hacia ambos lados y vea los bordes laterales.

 

Señales de advertencia

 

Acuda con su dentista si notas alguno de estos signos o síntomas al realizar un autoexamen: La encía se encuentra roja, inflamada o sensible; parte de la raíz de los dientes está expuesta o los dientes aparentan estar más largos; presencia de pus entre los dientes y la encía (cuando se hace presión sobre la encía); mal aliento o mal sabor de boca; dientes que se pierden o se separan entre ellos.

 

Hay que tomar en cuenta si observa manchas blancas o rojas en la encía, la lengua o dentro de la boca; presencia de una bolita o protuberancia, alguna llaga en los labios, en las encías o dentro de su boca que sangra con facilidad y no cicatriza o bien, pérdida de sensaciones o adormecimiento en alguna parte de la boca.

 

Otros síntomas son dificultad para masticar o deglutir los alimentos, ganglios linfáticos inflamados en el cuello, dolor en la boca o sensación de atoramiento en la garganta, hinchazón muy fuerte de la mandíbula, provocando que la prótesis no se ajuste apropiadamente, cambios en el ajuste de las dentaduras parciales o prótesis totales o cambio en la voz. 

 

Apague el cigarro

 

El tabaquismo, en combinación con la ingesta fuerte de alcohol, es clave de riesgo. De esta manera, si usted no fuma tabaco, no comience a hacerlo jamás. El 80 ó 90% de los casos de cáncer bucal se deben al tabaquismo.

 

Fumar es perjudicial para su salud en general y dificulta la lucha de su sistema inmune contra las infecciones o la recuperación de heridas y cirugías.

 

Entre los adultos jóvenes, fumar puede producir atrofias en el crecimiento y dificultades de desarrollo. Un gran número de fumadores manifiestan que no huelen o saborean los alimentos como antes; además, causa mal aliento y mancha los dientes.

 

Fumar aumenta considerablemente las posibilidades de desarrollar cáncer de laringe, garganta y esófago. Como la mayoría de las personas ignoran los primeros síntomas, el cáncer bucal se disemina antes de su detección.

 

Tratamiento

 

Debe hacerse corregir problemas dentales, así como limitar o evitar el consumo de alcohol y practicar una buena higiene oral. El examen realizado por el dentista puede mostrar una llaga en el labio, la lengua u otra área de la boca, una úlcera o sangrado. El examen empleado para confirmar el cáncer oral es una biopsia de la encía o de la lengua.

 

Generalmente, se recomienda la extirpación quirúrgica del tumor si éste es lo suficientemente pequeño. La cirugía se puede complementar con radioterapia y quimioterapia para los tumores más grandes. La cirugía no se realiza si el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos en el cuello.

 

Otros tratamientos pueden abarcar: logopedia u otra terapia para mejorar el movimiento, la masticación, la deglución y el habla. Cuando se usa una terapia radiante en la cabeza y el cuello, un gran número de personas sufren irritaciones en la boca, sequedad, dificultades en la deglución y cambios en el gusto. Los rayos X también incrementan las probabilidades de caries, por eso es especialmente importante la higiene oral.

 

Aproximadamente la mitad de las personas con cáncer oral vivirán más de cinco años después de recibir el diagnóstico y tratamiento porque más de la mitad de los tipos de cáncer orales ya se han propagado cuando se detectan. Si el cáncer se detecta a tiempo, antes de que se haya diseminado a otros tejidos, la tasa de curación es casi del 90 por ciento. 

 

Dr. Miguel Arturo Haro Bernal
Cirujano Dentista, Rehabilitación Bucal
Cédula Profesional 0637490 S.S.A. 17800

 


Más del autor

Cuide su boca

Las manifestaciones del cáncer se pueden presentar en diferentes partes del cuerpo, la cavidad bucal no es su excepción.

Siempre con cinturón de seguridad

El uso de cinturón evita frecuentemente que los accidentes leves se conviertan en grave

Salud bucal y adicciones

A lo largo de la historia cada cultura y cada sociedad han desarrollado e integrado en su seno el consumo de drogas, desgraciadamente, hoy son más la...

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

MARKETING SOLUTIONS

Quinta Mayor 181 Col. Las Quintas.
CP 83240
publicidad@buenasalud.org

Tel: (662) 236 25 00