Compartir nota:

¿Qué habita en el cerebro de la mujer?

Dr. Álvaro Arteaga Ríos

Médico especialista en rehabilitación

alvaro@arteaga.uson.mx

 

La neurociencia moderna, nos está permitiendo asomarnos al pensamiento femenino contrastándolo con el masculino para comprender nuestras diferencias, aceptarlas y respetar su distinta condición y quizá, aprender a ser felices juntos

 

Todas las personas saben las diferencias entre las formas de pensar y actuar de las mujeres y de los hombres ante un mismo evento. Esto es producido por factores genéticos, hormonales, medioambientales y educativos.

 

Dentro de los factores genéticos encontramos una distinta estructura y función del cerebro de la mujer y del hombre.

 

El cerebro femenino pesa 15 % menos que el del hombre, aunque su hemisferio cerebral izquierdo es un poco más grande. Las funciones que realiza el hemisferio cerebral izquierdo son el habla, lenguaje, lectura y escritura. En cambio el hemisferio cerebral derecho tiene las funciones de la percepción, el desarrollo espacial, la capacidad musical, la creatividad y la imaginación.

 

Además, la mujer tiene un mayor número de conexiones dendríticas (esto es más conexiones entre las neuronas) por lo anterior, tiene más sustancia gris. En el hombre, los axones son más largos y por ello tiene más sustancia blanca. Lo anterior explica la razón de que las mujeres tengan mejores habilidades verbales y el hombre se desempeña mejor en tareas espaciales.

 

Hemisferio predominante 

 

Las mujeres utilizan ambos hemisferios cerebrales en su proceso de lenguaje, a diferencia del hombre que sólo activa un hemisferio cerebral. Esto se debe a que la estructura que comunica los hemisferios cerebrales llamada cuerpo calloso, es 20 % más grande en las mujeres.

 

Cada hemisferio cerebral se divide en 4 lóbulos: frontal, parietal, temporal y occipital.

El lóbulo frontal madura más rápido en las mujeres y es el encargado de la voluntad, toma de decisiones, control de la impulsividad y la agresividad, la responsabilidad, la intención de los actos, la motivación y el deseo de aprender.

 

El cerebro de la mujer es más emocional que el del hombre debido a mayor madurez del sistema límbico, que es una parte del cerebro que se encarga de regular nuestro estado emocional como la ansiedad, el estrés y el miedo. El hipocampo, una estructura del sistema límbico, también es 15 % más grande en la mujer, y es el encargado de la memoria de largo plazo o permanente. Otra estructura del mismo sistema límbico, los ganglios basales, también se desarrolla más en las mujeres y son los encargados de relacionar el pensamiento con la acción.

 

En las mujeres, el hipotálamo, cuya función es el deseo sexual se encuentra menos desarrollado que en los varones, por ello su actitud sexual está más enfocada a los sentimientos y a la intimidad con su compañero, más que al mero impulso sexual. 

 

La neurociencia moderna, a través de modernos estudios de mapeo cerebral, nos está permitiendo asomarnos al pensamiento femenino, contrastándolo con el cerebro masculino para comprender nuestras diferencias, aceptarlas y respetar su distinta condición y quizá, aprender a ser felices juntos, aún diferentes. 

 

 

Dr. Álvaro Arteaga Ríos

Médico especialista en Rehabilitación.

Teléfono (662) 285-48-00

Cédula Profesional 534716 /Cédula Especialidad AEIE-27123


Más del autor

Las buenas hierbas

Para el nativo de América, la curación correspondía a elementos naturales de cada región.

Ambroise Paré y la historia de la cirug...

Ambroise Paré y la historia de la cirugía De barbero a médico de reyes

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

MARKETING SOLUTIONS

Quinta Mayor 181 Col. Las Quintas.
CP 83240
publicidad@buenasalud.org

Tel: (662) 236 25 00