Compartir nota:

Tres razones para visitar a un neurólogo

Dr. Luis Javier Flores Río de la Loza

luisjav27@hotmail.com

Neurólogo

 

 

Los neurólogos por lo tanto, debemos estar preparados para valorar a estos pacientes o bien, para identificar dicha afección en nuestros pacientes con enfermedad neurológica de base.

 

 

Por lo anterior podemos distinguir tres situaciones diferentes en las cuales es recomendado consultar a un neurólogo si padece algún cuadro depresivo. 

 

1. Cuando tenemos a un paciente que acude por primera vez a consulta neurológica y que muestra los típicos datos de depresión como son: tristeza, falta de interés en sus actividades cotidianas, ideas de culpa, desesperanza, llanto ante casi cualquier situación, insomnio, pérdida o disminución importante del apetito e incluso ideas de auto-destrucción o ideas suicidas. En estos casos la exploración neurológica y los estudios de gabinete que se llegan a solicitar arrojan resultados normales y entonces se concluye en una depresión pura.

 

 

2. Cuando el paciente llega a consulta y además de los datos de síndrome depresivo ya mencionados, muestra alteraciones en la exploración neurológica: trastorno de las funciones mentales (estado de conciencia, orientación, memoria, atención, concentración, lenguaje, habilidades viso-espaciales, cálculo, escritura, etc.); parálisis o disminución de la fuerza muscular en una o varias extremidades; alteraciones sensitivas, visuales o auditivas; trastornos del equilibrio y/o la marcha; movimientos anormales y muchas alteraciones más.

 

 

3. Cuando tenemos un paciente con una enfermedad neurológica de base como por ejemplo: Enfermedad de Parkinson, demencia tipo Alzheimer, esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica, cefalea, secuelas de infarto cerebral, dolor neuropático, etc. y de manera insidiosa inicia con datos de un síndrome depresivo  secundario. 

 

 

En estos casos se considerará que el síndrome depresivo está en plena relación con la enfermedad neurológica ya conocida.

Además de lo antes expuesto, se debe considerar que en muchas ocasiones un síndrome depresivo puede ser la manifestación inicial de varios trastornos neurológicos, meses, o incluso años, antes de que aparezca dicha enfermedad. 

 

Esto puede ocurrir en las demencias como Alzheimer, fronto-temporal, vascular y en la enfermedad de Parkinson.

 

 

Por otro lado, hay que considerar que un síndrome depresivo no es cualquier cosa, es una afección que puede afectar la funcionalidad del individuo en su vida académica, laboral, social y marital, pudiendo degenerar en el peor de los casos en intentos suicidas y desgraciadamente en muchas ocasiones no quedar en intento, sino lograrlo.

 

 

Por todo lo anteriormente expuesto, es de saber que cualquier tipo de depresión requiere una valoración especializada y es importante que exista un manejo multidisciplinario.

 

El psiquiatra y el neurólogo deben trabajar conjuntamente cuando así se requiera.

 

 

Dr. Luis Javier Flores Río de la Loza

Neurólogo y Neurofisiólogo Clínico

Centro Médico del Río, Reforma 273 sur, esquina Río San Miguel, segundo piso, Módulo-E

Tel. (662) 217-31-08 y 208-30-24

www.clinica-neuron.com


Más del autor

¡Atienda a su cerebro!

Un tratamiento temprano permite que uno de cada tres afectados por un tumor cerebral tenga una buena calidad de vida, pero a veces se confunde con otr...

Cuando una copa está de más

Si usted consume alcohol casi todo los días, su cerebro y extremidades pueden verse afectadas.

De la preeclampsia a la eclampsia

Dr. Luis Javier Flores Río de la Loza

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

MARKETING SOLUTIONS

Quinta Mayor 181 Col. Las Quintas.
CP 83240
publicidad@buenasalud.org

Tel: (662) 236 25 00