Compartir nota:

No acelere su envejecimiento

Dr. Roberto Holguín Almada

Endocrinólogo

expodiabetesytiroides@hotmail.com

 

Es decir, cada determinado tiempo, nuestras células mueren y son reemplazadas por células nuevas, y a este proceso se le conoce como envejecimiento. 

 

Sin embargo, el envejecimiento puede ser prematuro y es el que se da cuando en una persona de 30 ó 40 años comienza a acelerar el proceso de destrucción celular y sus células simulan a las de una persona mayor. 

 

Normalmente, después de los 30 años se detiene el crecimiento e inicia el envejecimiento, sin embargo después de los 60 se va haciendo más notorio; el envejecimiento en esta edad consiste en que el reemplazo de las células muertas es mucho más lento y esto provoca cambios visibles como la aparición de arrugas, manchas, arañitas en la piel, verrugas, el pelo se cae. Además de estos cambios físicos, los órganos se van deteriorando y sus sistemas de reparación están perdidos y su función disminuye en más del 50%.

 

Envejecimiento del hígado

 

Desde hace tiempo, se ha relacionado la obesidad con un envejecimiento prematuro.  Algunas pruebas concluyentes han demostrado que la obesidad acelera de forma considerable el proceso del envejecimiento de un órgano en particular: el Hígado 

 

En las personas obesas existen más probabilidades de que el tejido hepático tengan una mayor edad, aunque la edad de la grasa, los músculos y la sangre permanezcan invariables. Como promedio, la edad epigenética del hígado aumenta 3,3 años por cada 10 unidades de índice de masa corporal (IMC): por arriba de lo ideal. 

 

Acelerando los daños 

 

El envejecimiento prematuro se presenta, principalmente, por dos razones importantes en las personas con diabetes: la primera es porque no nutre adecuadamente sus células y deja de proveerles los nutrientes esenciales. Esta carencia de nutrientes tendrá como consecuencia que las células acorten su periodo de vida que ya tenían programado en su DNA; y la segunda razón es porque las nuevas células que se están formando son células que traen o desarrollan anormalidades y defectos, por la aparición de enfermedades por disfunción hormonal y metabólica que contribuye a un deterioro cardiometabólico.

 

Enfermedades como la diabetes, el hipotiroidismo y la obesidad; se les conoce como enfermedades Cronicodegenerativas dado su cronicidad, aunque se controlan no desaparecen, acelerando el proceso de envejecimiento; debido a ello en estas etapas de la humanidad; estamos viendo personas muy jóvenes con procesos autodestructivos similares a personas del doble o triple de su edad. 

 

Como detectar envejecimiento prematuro.

 

La manera más sencilla es mediante software que mediante análisis de velocidad de onda del pulso y pletismógrafia electrónica computarizada; calcule tu edad de acuerdo a la edad de tu endotelio.

 

Otro método es mediante la medición de los telomeros de los cromosomas, ya que se ha demostrado que entre más destruidos o deshilachados o destruidos estén, es mayor la dificultad para que una célula se duplique aceptablemente y con la velocidad que debe renovarse; eso es la base del envejecimiento prematuro.

 

Los culpables

 

Cuando tenemos una enfermedad crónicodegenerativa, debido al desequilibrio metabólico, las células empiezan a tener carencia de nutrientes, a pesar de que se estén ingiriendo en cantidades superiores a lo requerido; pero, el metabolismo alterado no los puede utilizar y las células moribundas empiezan a producir radicales libres. 

 

Los radicales libres son sustancias químicas con desequilibrios moleculares y tienen electrones impares en las paredes celulares, estructura en la que se lleva a cabo la respiración celular, la producción de proteínas y la formación de productos avanzados de glucosilación.

 

Los cambios primordiales para frenar el envejecimiento prematuro y controlar la diabetes son consumir más frutas y verduras ya que así se aumenta la ingesta de antioxidantes, sustancias que detienen el daño celular provocado por los radicales libres. 

 

Además, los frutos secos y pescados son importantes fuentes de ácidos grasos omegas, los cuales también tienen una capacidad antioxidante.

 

El consumo de antioxidantes no es la única forma de frenar el envejecimiento, también se recomienda hacer ejercicio moderado, con caminar de 20 a 30 minutos al día y tomar dos litros de agua al día a pequeños sorbos para evitar la deshidratación de los tejidos.

 

Dr. Roberto Holguín Almada

Endocrinología y Nutrición

www.casadeldiabetico.org 

Teléfono (662)310-99-39

Celular 661-48-54-01


Más del autor

No acelere su envejecimiento

Dr. Roberto Holguín Almada

Diabetes y salud emocional

El efecto del diagnóstico de diabetes va evolucionando y es distinto en función de la edad.

Diabetips para viajar

Dr. Roberto Holguín Almada

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

MARKETING SOLUTIONS

Quinta Mayor 181 Col. Las Quintas.
CP 83240
publicidad@buenasalud.org

Tel: (662) 236 25 00