Compartir nota:

Incremento de casos de Tos ferina en América

 

La tos ferina es una causa importante de morbilidad y mortalidad infantil en el mundo, por lo que en virtud del incremento de casos de tos ferina ocurridos durante el 2011 en algunos países de América, la OPS emitió una alerta epidemiológica en la que considera necesario implementar nuevas medidas para incrementar el grado de protección de la población, ya que no obstante que durante 2009 la cobertura de vacunación con DPT a nivel de la Región fue de 93% se continúan presentando brotes.

 

Epidemiología En México, durante el periodo 2000 a 2011 la tos ferina muestra un patrón oscilatorio similar al observado en otros países, con exacerbaciones cada tres a cinco años, la última de ellas en 2009 con 579 notificados. Para 2010 se presentó un decremento para aumentar a 455 casos en 2011 (incremento de 19%) (Gráfica 2).

 

 Este último aumento debe tomarse con reserva, ya que en 2011 se implementó el diagnóstico mediante PCR que cuenta con una mayor sensibilidad y especificidad que el método tradicional; el 16% de los casos fue identificado mediante dicha técnica.

 

Durante el 2011 los estados más afectados fueron Sonora (61 casos y tasa de 2.39 por 100,000 habitantes), Nuevo León (75 e incidencia de 1.65), Tamaulipas (46 casos y tasa de 1.41), Chiapas (47 e incidencia de 1.02) y Jalisco (43 casos y tasa de 0.60). Estas entidades concentraron 60% de los casos del país (Gráfico 3). El 85% de los casos ocurrieron en lactantes menores de un año de edad. Trasmisión Enfermedad aguda de etiología bacteriana ocasionada por Bordetella pertussis. 

 

Se transmite por contacto directo con las secreciones de las vías respiratorias de personas infectadas. El periodo de incubación es de 7 a 10 días y posteriormente con inicio clínico insidioso, con presencia de cuadro catarral, tos irritante que evoluciona a paroxismos con accesos repetidos y violentos seguido de un estridor inspiratorio de tono alto y característico de la enfermedad.

 

Es altamente transmisible en la fase catarral y disminuye en la fase paroxística, fases que conjuntamente con la de convalescencia pueden durar de uno a varios meses. Se presenta en cualquier época del año, afectando del 80 al 90% de las personas no inmunizadas, especialmente niños; los lactantes menores de un año de edad ocupan el 85% de los casos de tos ferina.

 

Entre el 40 al 80% de adolescentes y adultos cercanos a casos de tos ferina desarrollan anticuerpos contra B. pertussis y el 50% presentan signos y síntomas compatibles con la enfermedad. Entre el 5 al 6% de los pacientes con B. pertussis sufren complicaciones, con mayor frecuencia los menores de seis meses. La tasa de letalidad oscila entre 1 y 4%.

 

 Definiciones operacionales: 

 

Caso sospechoso: persona de cualquier edad con tos, sin importar los días de duración y con asociación epidemiológica con otros casos probables o confirmados. Esta definición se usa para la búsqueda activa de casos adicionales ante la presencia de casos probables, confirmados o atípicos, portadores, defunciones y en brotes. 

 

Caso probable: persona de cualquier edad, con tos de 14 o más días de evolución y dos o más de las siguientes características; tos paroxística, en accesos, espasmódica o estridor laríngeo inspiratorio y uno o más de los siguientes datos: tos cianosante, hemorragia (conjuntival, petequias, epistaxis), leucocitosis con predominio de linfocitos; o historia de contacto con casos similares en las últimas 2 a 4 semanas previas al inicio del padecimiento. 

 

Nota: En esta definición se incluyen a los MENORES DE 3 MESES que pueden manifestar sólo episodios de apnea o cianosis con o sin tos. Caso confirmado: todo caso probable que tenga aislamiento de B. pertussis por cultivo o PCR, o si el contacto, conviviente o persona con asociación epidemiológica presenta aislamiento a B. pertussis. 

 

Recomendaciones:

 

 Ante el incremento de casos de tos ferina en varios países de la Región, la OPS/OMS emiten las siguientes recomendaciones: 

1. Fortalecer la vigilancia a fin de monitorizar la enfermedad, evaluar el impacto de la inmunización a través de la vacunación e identificar oportunamente los brotes.

2. Analizar las coberturas de vacunación en niños de un año y menores de cinco años, con especial énfasis en la identificación de grupos sin cobertura de vacunación. 

3. Considerar las recomendaciones realizadas en la última reunión del Grupo Técnico Asesor (TAG) sobre enfermedades prevenibles por vacunación encaminadas a: Implementar iniciativas para mejorar la vigilancia de la tos ferina.

 La inmunización de mujeres embarazadas en casos de brote, a fin de proporcionar protección óptima a los recién nacidos. Fuente. Comité Nacional de Vigilancia Epidemiológica. 

 

Dr. Francisco Javier Muro Dávila.

Médico Cirujano, Maestro en Salud Pública UNAM- SSA Presidente de la FEMESON.

Subdelegado médico del ISSSTE en Sonora Ced. Prof. 471325, SSA 58351.

 


Más del autor

Cuídese de la influenza

Aunque hemos avanzado en el control de esta enfermedad,no debemos bajar la guardia, y debemos seguir reforzando las medidas preventivas, invitar a la ...

La neumonía: Enfermedad de temporada

En lactantes muy enfermos, la neumonía puede ocasionar incapacidad para consumir alimentos o líquidos, así como pérdida de consciencia, hipotermia...

Incremento de casos de Tos ferina en Am...

La tos ferina es una causa importante de morbilidad y mortalidad infantil en el mundo, por lo que en virtud del incremento de casos de tos ferina ocu...

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

MARKETING SOLUTIONS

Quinta Mayor 181 Col. Las Quintas.
CP 83240
publicidad@buenasalud.org

Tel: (662) 236 25 00