Compartir nota:

¿Qué hay de nuevo para la piel?

Dra. Rosa María Zazueta López

Dermatóloga

rosazazueta@gmail.com

 

Dos viejos conocidos que han evolucionado a través de los años para darnos mejores y más duraderos resultados son el botox y los rellenos, conozca cada uno de ellos.

 

Botox y sus aplicaciones comunes

 

La toxina botulínica –o mejor conocida como botox– es una sustancia que se usa para fines cosméticos desde hace más de 30 años. Disminuir o eliminar líneas de expresión, sudoración, elevar la punta de la nariz y elevar las mamas son algunas de las muchas aplicaciones cosméticas de la toxina.

 

Aunque no es un producto nuevo, los usos y la manera en la que se aplica se ha modificado continuamente obteniendo mejores resultados. Las nuevas técnicas de aplicación son menores cantidades de toxina distribuidas en zonas más amplias. La tendencia actual es aplicarla para dar una apariencia más relajada y natural a la cara, sin paralizar completamente los músculos. Aquí los usos más comunes del botox:

 

Líneas de expresión. Se aplica en el tercio superior de la cara para disminuir las líneas horizontales a lo largo de la ceja, las líneas verticales que se marcan en el entrecejo, las líneas alrededor de los ojos (“patas de gallo”) y las líneas alrededor de la nariz (bunny lines). Con las nuevas técnicas de dosis pequeñas y múltiples sitios de aplicación, la movilidad es natural: se pueden elevar las cejas, apretar el ceño y sonreír “con los ojos”, sin que se marquen las líneas al hacer estos gestos. Así, se permite una expresión natural.

 

Sonrisa gingival. Se aplica en la zona del bigote en pocas cantidades. El tratamiento es para personas que se les ve la encía superior al sonreír, con ocasión de brindar una sonrisa más natural.

 

Sudoración. Se puede aplicar en cualquier parte del cuerpo que requiera disminuir la sudoración. Se aplican pocas cantidades en la zona que pretenda tratar: manos, pies, axilas, entre otras. El resultado es una disminución hasta del 90 por ciento de sudoración en la zona aplicada, con una duración de meses.

 

Rellenos y sus aplicaciones comunes

 

Los rellenos se han utilizado desde hace más de un siglo. En un inicio ocasionaban más daño que beneficio, pero la tecnología actual permite que sean desarrollados a partir de sustancias que se comportan como sustancias propias del cuerpo. Existen muchos tipos de relleno: desde los que se absorben o se asimilan en la piel de manera inmediata, hasta los que tienen una permanencia de años. Los rellenos más utilizados actualmente son los que se absorben. Éstos son hechos de ácido hialurónico, el cual es una sustancia que normalmente se encuentra en la piel. Las técnicas de aplicación de los rellenos han evolucionado a micro-inyecciones que aplican cantidades pequeñas de la sustancia para mejorar la textura general de la piel, en lugar de sólo dar volumen. Aquí las aplicaciones más comunes.

 

1. Surcos nasolabiales. Los surcos naso-labiales son las líneas marcadas desde la nariz hasta la comisura externa de los labios. Es ahí donde se aplican rellenos que pueden ser permanentes, semipermanentes o absorbibles. Lo más recomendable es aplicar rellenos absorbibles, pues tienen menos efectos secundarios y una mejor integración y apariencia natural a la piel. Los rellenos más utilizados son los elaborados de ácido hialurónico de densidades medianas a altas. Éstos se aplican en un nivel profundo de la piel para aumentar el volumen de la zona y eliminar o disminuir la línea.

 

2. Línea de marioneta. Las líneas de marioneta son aquellas que se forman desde la comisura de los labios hasta el mentón. En las líneas de marioneta se aplican rellenos semipermanentes o absorbibles, preferentemente de ácido hialurónico para aumentar el volumen del surco que se marca en la zona.

 

3. Cicatrices. El relleno se utiliza frecuentemente para palear las cicatrices de acné en la cara, sobre todos aquellas que forman pequeños orificios o irregularidades en la superficie de la piel. Se utilizan rellenos absorbibles de ácido hialurónico de densidades pequeñas. El relleno se deposita en un nivel más superficial de la piel para emparejar su superficie. Estos rellenos tienen la ventaja de mejorar la hidratación profunda de la dermis, además de estimular la producción de colágeno y mejorar las fibras elásticas.

 

4. Mesoterapia. La mesoterapia es una técnica de aplicación reciente –proveniente del relleno–, donde se utilizan ácidos hialurónicos de densidades pequeñas. Los ácidos se aplican en un nivel profundo de la piel, utilizando mayores cantidades distribuidas alrededor de zonas más amplias de la piel. Igualmente, la mesoterapia sirve para líneas de expresión pequeñas en toda la piel. Con las técnicas nuevas de aplicación en zonas externas de la cara, la mesoterapia ayuda a dar tensión y firmeza a la piel.

 

5. Labios. El relleno se puede aplicar directamente en el labio para aumentar su volumen, o en el contorno para darle una proyección mayor al labio y disminuir las líneas que se van formando en el contorno de los labios de manera vertical.

 

Dra. Rosa María Zazueta López

Dermatología, Dermato-Oncología y Cirugía Dermatológica Cédula Profesional 5063082 / Cédula Especialidad/ 7440453

Zazueta López Dermatología, Torre Médica CIMA, Primer piso Módulo A

Consultorio 105, 2133940 y 2170036

rosazazueta@gmail.com

Facebook: ZazuetaLopezDermatologia


Más del autor

Proteger para su bienestar

Cuando de menores se trata, las reacciones alérgicas suelen ser comunes; conozca cuáles son las principales.

Me quiero, me cuido

Capaz de manifestar nuestro estado de salud, este órgano puede reflejar enfermedades mentales complejas como la depresión.

Caída de cabello en varones

La caída de cabello es uno de los principales temores de los hombres de 25 años en adelante, conozca las razones por las que sucede

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

MARKETING SOLUTIONS

Quinta Mayor 181 Col. Las Quintas.
CP 83240
publicidad@buenasalud.org

Tel: (662) 236 25 00