Compartir nota:

Cuidados del adulto mayor en invierno

Dr. Germán Silva Dórame

Geriatra

drsilva_geriatra@doctor.com

 

La temporada invernal inicia y es del dominio público que los cuidados de niños y adultos mayores requieren mayor atención, pues representan a la población más susceptible y vulnerable a los cambios de cada estación.

 

En el caso de los adultos mayores, tengan o no alguna enfermedad crónica, deben de considerarse distintas medidas básicas que evitarán padecimientos potencialmente graves en su grupo de edad, a continuación algunas de ellas.

 

Primero que nada se recomienda evitar cambios bruscos de temperatura; hay que utilizar la ropa adecuada que evite la perdida de calor, debido a que en el adulto mayor, por los cambios propios del envejecimiento, su piel es más delgada y hay menos grasa subcutánea.

 

Por este motivo, no regulan convenientemente la temperatura, situación que hace imprescindible que siempre deban llevar ropa que los abrigue al salir de casa.

 

Alimentación y entorno

 

Una dieta adecuada también es primordial; debe de brindar un aporte adecuado de energía para generar calor y basarse en proteínas, carbohidratos y grasas, sin olvidar los alimentos ricos en vitaminas y antioxidantes que fortalezcan el sistema inmunológico.

 

La hidratación juega un papel clave; a pesar de que durante los meses fríos se siente menos sed, se requiere mantener una ingesta mínima de dos litros de agua al día; se deben de considerar también otras alternativas como sopas, caldos, cremas, jugos, gelatina o té.

 

Sumado a esto, hay que mantener una temperatura apropiada en las habitaciones, esto puede ser mediante calefactores eléctricos o de gas, considerando las medidas de seguridad y precauciones debidas de cada tipo de fuente de calor.

 

Adicionalmente, es importante ventilar las habitaciones al abrir ventanas y puertas durante 15 minutos en la mañana y por la tarde, para evitar ambientes muy secos que pueden dar molestias en las vías aéreas.

 

Atención integral

 

Es importante recordar que la temperatura de las habitaciones que ocupan los adultos mayores debe de ser cómoda para ellos que viven ahí y no para los que sólo vamos de visita.

 

A su vez, necesitan vacunarse contra la influenza estacional y neumococo; esto evita en ellos hasta un 77% de las enfermedades respiratorias graves que requieren hospitalización y en caso de padecerlas, son cuadros más leves que pueden ser manejados de manera ambulatoria.

 

Las recomendaciones que tenemos que seguir los familiares o cuidadores que convivimos con ellos son reglas básicas de higiene, como el lavado de manos y uso de gel antibacterial, taparse la boca con el antebrazo al toser o estornudar.

 

Por último, hay que evitar subestimar los cuadros respiratorios en el adulto mayor, ya que podrían complicarse fácilmente, principalmente si padece alguna enfermedad crónica que mantenga en desventaja su sistema inmunológico.

 

La recomendación es acudir con su médico de cabecera ante cualquier síntoma de resfriado, así como para la vigilancia y control de sus enfermedades crónicas.

 

Dr. Germán Silva Dórame

Geriatría

Bulevar Morelos 340 colonia Bachoco

Teléfono (662) 109-05-70

Cédula Profesional 3153653

Cédula Especialidad 4011862


Más del autor

Cuidados del adulto mayor en invierno

Evitar complicaciones en su salud es posible al seguir medidas protectoras contra el frío y atención médica oportuna.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

MARKETING SOLUTIONS

Quinta Mayor 181 Col. Las Quintas.
CP 83240
publicidad@buenasalud.org

Tel: (662) 236 25 00