Compartir nota:

Cuidados básicos de verano

La piel nos protege contra el exterior y mantiene al cuerpo en equilibrio, lo enfría cuando la temperatura aumenta, y lo calienta cuando esta disminuye.

 

En épocas de verano, la piel además de regular la temperatura, cumple una función muy importante: protegernos contra la radiación.

 

La radiación ultravioleta, que es la que emite el Sol a través de la luz, tiene la capacidad de penetrar hasta niveles profundos de la piel, haciendo que las células de la misma cambien su estructura.

 

Estos cambios en la estructura de la piel hacen que al paso de los años, se formen tumores que pueden ser benignos, como las pecas y los lunares, o malignos como el cáncer de piel.

 

Para evitar estos cambios en las células, nuestra piel tiene mecanismos de defensa como el bronceado, en donde produce más color para que actúe como una sombrilla y evite el paso de la radiación directamente hacia las células.

 

Las personas morenas tienen un mecanismo muy efectivo contra la radiación porque producen más pigmento que los protege, pero las personas blancas, que sólo se ponen rojas con el Sol, no tienen este mecanismo. Es en ellas que las quemaduras solares son más frecuentes y peligrosas.

 

Tome nota

Para cuidarnos durante el verano de los efectos negativos del Sol, se recomienda tomar en cuenta los siguientes puntos.

 

1. Usar ropa de telas naturales y frescas o telas que tengan tecnología dry fit, que ayuda a que el sudor pase a través de la tela y la piel se mantenga seca. Los colores que disminuyen la cantidad de radiación que llega al cuerpo son los oscuros.

 

2. Elegir prendas que cubran la mayor parte del cuerpo, trajes de baño con manga larga, shorts que lleguen hasta las rodillas, o trajes para nadar que cubran más porcentaje de la piel, especialmente en los niños.

 

3. Utilizar sombrero de ala ancha (más de 20 cm) de materiales fotoprotectores.

 

4. Procurar el uso de lentes polarizados.

 

5. Evitar la exposición solar entre las 12:00 y 16:00 horas.

 

6. Incrementar la ingesta de agua y reponer electrolitos.

 

7. Utilizar fotoprotectores 50+, aplicarlos 30 minutos antes de la exposición solar y volver a aplicarlos cada 2 horas si hay contacto con sudor o agua.

 

Si después de la exposición solar tu piel se ve roja, inflamada, duele, arde o tiene ampollas, tienes una quemadura solar. Es importante hidratar la piel con cremas emolientes y acudir a un dermatólogo. Las quemaduras solares pueden asociarse a fiebre e infecciones virales, porque al exponernos excesivamente al Sol, las defensas del cuerpo disminuyen y nos hacen vulnerables.

 

Además…

• Utilice un protector solar con un mínimo factor de FPS 30+.

 

• Procure ingerir de 2 a 3 litros de agua al día para mantener una buena hidratación.

 

• Consulte con un dermatólogo sobre cuál es el fotoprotector indicado para sus niños.

 

• Aplique el protector solar diariamente por las mañanas y después de cada 4 horas.

 

• Ponga especial cuidado a los adultos mayores, frecuentemente no sienten sed.

 

 

Dra. Rosa María Zazueta López

Dermatología, dermato-oncología y cirugía dermatológica

Torre Médica CIMA, primer piso Módulo A, consultorio 105

Teléfonos (662) 213-39-40 y (662) 217-00-36

Cédula Profesional 5063082

Cédula Especialidad 7440453 - SSP 9135/13 – SSP ESP 34/13


Más del autor

Proteger para su bienestar

Cuando de menores se trata, las reacciones alérgicas suelen ser comunes; conozca cuáles son las principales.

Me quiero, me cuido

Capaz de manifestar nuestro estado de salud, este órgano puede reflejar enfermedades mentales complejas como la depresión.

Caída de cabello en varones

La caída de cabello es uno de los principales temores de los hombres de 25 años en adelante, conozca las razones por las que sucede

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

MARKETING SOLUTIONS

Quinta Mayor 181 Col. Las Quintas.
CP 83240
publicidad@buenasalud.org

Tel: (662) 236 25 00