Compartir nota:

Me quiero, me cuido

La piel siendo el órgano más grande del cuerpo, que contiene la mayor cantidad de vasos de sangre, nervios, glándulas y células de diferentes orígenes, es un órgano que puede manifestar lo que acontece en nuestro organismo. 

 

Gran parte del bienestar es la salud mental, y las emociones pueden alterar esa salud, que a su vez puede manifestarse en la piel. Nos enfocaremos en la más común de todas, el estrés.

 

Es un estado mental y situación que todos hemos sentido, puede ser manifestación de enfermedades mentales complejas como depresión y trastorno generalizado de ansiedad.

 

Tiene múltiples repercusiones en el cuerpo, como aumento de la presión, mayor producción de adrenalina y otras. El estrés es necesario para llevar funciones instintivas que nos permiten mantenernos vivos pero también tiene efectos nocivos. 

 

En la piel es muy importante. Todas las enfermedades de la piel, especialmente las inflamatorias, empeoran en momentos de estrés. Puede ser estrés físico como una exposición solar prolongada, desvelos, fatiga, ingesta excesiva de alcohol, consumo de tabaco, fiebre, enfermedades severas y cirugías o medicamentos; o también ser estrés emocional como el derivado de duelos, separaciones, pérdidas, cambio de trabajo, exámenes, viajes y cambio de vida. 

 

- Vitiligo. Son manchas blancas que aparecen en la piel, generalmente en las manos, alrededor de la boca, párpados o en genitales. No son provocadas por el estrés pero sí tienen una relación muy estrecha; pueden detonarse en periodos de mayor estrés e incrementar o empeorar. 

 

- Dermatitis atópica. Piel en extremo seca, hiperreactiva y que da comezón. Se presenta en cualquier momento de la vida, y empeora con el estrés especialmente en adolescentes y adultos jóvenes. 

 

-Psoriasis. Es una enfermedad descamativa de la piel, donde las lesiones son rojas, con escama compacta y gruesa. Se asocia en ocasiones a un componente genético. Cuando los pacientes que lo presentan están sometidos a periodos de estrés, se exacerba o los tratamientos dejan de funcionar. 

 

-Acné. Principalmente en adolescentes, puede iniciar cerca de los nueve a 11 años, hay una producción incrementada en las glándulas que producen grasa, y por otros mecanismos empieza a inflamarse. Es muy común en adolescentes que en periodo de exámenes tengan más brotes o brotes severos. 

 

-Dermatitis seborréica. Conocida como caspa, puede presentarse en cualquier momento de la vida, principalmente al inicio de la pubertad. Es común en adolescentes y, al igual que con el acné, se presenta más agudizado durante periodos de exámenes. 

-Liquen simple. Conocido como neurodermatitis, generalmente aparece en zonas accesibles al rascado como el cuello, muñecas, dorso de los pies o piernas. Da mucha comezón y la piel comienza a reaccionar al rascado, pues se torna roja, gruesa y con costras. 

 

-Efluvio telógeno. Es un tipo de caída de pelo que se presenta generalmente después de un periodo de estrés físico importante; comúnmente lo vemos en mujeres luego de un parto o cesárea. Se presenta tres meses después del periodo de estrés. 

 

-Líneas de Beau. Es una detención en el crecimiento de las uñas. Puede pasar a cualquier edad y es principalmente por estrés físico como una enfermedad severa o una intervención quirúrgica importante. Se manifiesta como líneas transversales en la uña, ondulaciones e inclusive despegamiento de la uña o fractura completa. 

 

-Onicofagia. Es el hábito de morderse las uñas. Hacerlo de manera constante hace que las uñas se acorten y adelgacen. Se considera más una enfermedad mental o asociada a una.

 

-Alopecia areata. Es un tipo de caída de pelo, generalmente no se dan cuenta donde se cayó, pero existe un área redondeada completamente despojada. Puede aparecer en la cabeza, cejas, pestañas, barba o región genital. Está asociado a estrés emocional o estrés físico aunque su causa es más bien una reacción de las defensas del cuerpo. 

 

Dra. Rosa María Zazueta López

Dermatología, dermato-oncología y cirugía dermatológica

Torre Médica CIMA, primer piso Módulo A, consultorio 105

Teléfonos (662) 213-39-40 y (662) 217-00-36

Cédula Profesional 5063082

Cédula Especialidad 7440453 - SSP 9135/13 – SSP ESP 34/13

 


Más del autor

Proteger para su bienestar

Cuando de menores se trata, las reacciones alérgicas suelen ser comunes; conozca cuáles son las principales.

Me quiero, me cuido

Capaz de manifestar nuestro estado de salud, este órgano puede reflejar enfermedades mentales complejas como la depresión.

Caída de cabello en varones

La caída de cabello es uno de los principales temores de los hombres de 25 años en adelante, conozca las razones por las que sucede

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

MARKETING SOLUTIONS

Quinta Mayor 181 Col. Las Quintas.
CP 83240
publicidad@buenasalud.org

Tel: (662) 236 25 00