Compartir nota:

Hipócrates: sobre teorías y prácticas

Hipócrates es famoso por su teoría de los cuatro humores. El telón de fondo de la teoría de los cuatro humores es que lo que hace a un cuerpo saludable es lo mismo que lo que preserva al Universo como un todo unificado, a saber, el balance y la proporción.

 

En particular, Hipócrates y su escuela hablaban sobre la proporción bien balanceada de los humores corporales, que no eran más que varios fluidos que recorrían todo el cuerpo. Los cuatro humores eran los siguientes: sangre, flema, la bilis amarilla y la bilis negra.

 

Antecedentes y alcances

La teoría de los cuatro humores se encontraba en proceso de desarrollo cuando el Corpus Hippocraticum estaba en producción. En el Corpus Hippocraticum se hace comúnmente referencia a la idea de mantener los cuatro humores en equilibrio.

 

Para ese momento, los humores ya comenzaban a identificarse con ciertas enfermedades; por ejemplo, la melancolía. La palabra “melancolía” proviene de las palabras griegas “bilis negra”: ἡ μελαγχολία: μέλας (negro) y ἡ χολή (bilis).

 

El problema con la melancolía que los hipocráticos creían detectar era que cuando un paciente tenía mucha bilis negra, se volvía melancólico, lo cual para los antiguos envolvía muchos síntomas negativos, no sólo la tristeza.

Los significados en español de las palabras “sanguíneo” y “flemático” refieren a humores o, más precisamente, a temperamentos. Para los griegos, “sanguíneo” refería a la sangre, mientras “flemático” a las flemas.

El hecho de que estas palabras en español refieren a características de la personalidad de los seres humanos y no a enfermedades es signo de que la tradición médica extendió la teoría de los cuatro humores para explicar el comportamiento humano, y no sólo las enfermedades.

 

Prácticas hipocráticas

Los médicos hipocráticos practicaban la flebotomía así como el tratamiento con ventosas, el cual consistía en realizar una pequeña incisión y colocar un vaso caliente sobre la incisión hecha.

 

Como sea, los médicos hipocráticos nos precavieron del uso de ese tipo de técnicas. Generalmente, Hipócrates y su escuela mostraban cierta reticencia a la hora de involucrarse en lo que en un argot más contemporáneo llamaríamos “procedimientos invasivos”.

 

En efecto: los hipocráticos eran conscientes de que sus prácticas tenían ciertos límites. El Juramento Hipocrático les había hecho prometer evitar el uso del cuchillo. La idea de fondo de esto es que los hipocráticos, al ser practicantes generales de la medicina, reconocían que la cirugía era un procedimiento que debía dejarse sobre manos expertas.

 

No sólo los hipocráticos eran renuentes a la intervención, digámoslo así, quirúrgica, sino que prestaban especial atención a la medicina preventiva mediante dietas. Hay una insistencia por parte de los hipocráticos de que la medicina es un arte, y no un conjunto de reglas para ser aplicadas a la manera de autómata. De manera que los hipocráticos aconsejaban que el médico tomara correctamente la medida a cada paciente, bajo el entendido de que cada paciente configuraba un mundo completamente distinto. Hipócrates y su escuela veían en la medicina un saber holístico; por tanto, el médico no podía reducir su saber a sólo una parte del cuerpo humano, pues la finalidad del quehacer del médico era la cura de la totalidad del cuerpo.

 

Lic. Diego Espinoza Bustamante

Licenciado en Filosofía por la Universidad Panamericana

Actualmente trabaja como adjunto de rectoría de la Universidad Panamericana


Más del autor

Hipócrates: sobre teorías y prácticas

Como una visión que no sólo estudiaba a las enfermedades sino también al comportamiento humano, esta teoría implicaba el balance de los humores co...

El nacimiento de la medicina como saber ...

Considerado un gran médico por Platón y Aristóteles, Hipócrates fue el jefe de la escuela de Cos y creador de distintos libros y tratados entre lo...

Los cuatro elementos

Toda la teoría anatómica de Empédocles dependía de la dinámica llevada a cabo por los elementos de aire, tierra, fuego y agua.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

MARKETING SOLUTIONS

Quinta Mayor 181 Col. Las Quintas.
CP 83240
publicidad@buenasalud.org

Tel: (662) 236 25 00