Compartir nota:

Cuestión de amor

La depresión es una de las enfermedades más comunes en la práctica de la medicina, de manera particular en la consulta externa y se caracteriza por disminución del estado de ánimo que afecta el entorno biopsicosocial de las personas que la padecen, explicó el jefe del Departamento de Salud Mental del Instituto Nacional de Pediatría (INP) de la Secretaría de Salud, Sergio Muñoz Fernández.

 

Los factores de riesgo están relacionados con los trastornos comórbidos, la crianza, la regulación emocional, relaciones con pares y acontecimientos vitales.

Muñoz Fernández informó que los cuadros clínicos en los niños en edad preescolar son la tristeza, el llanto, los movimientos lentos y el habla monótona o desesperada, mientras que en los infantes de siete años, la irritabilidad, detención del desarrollo, el rechazo escolar, las quejas somáticas y las lágrimas inmotivadas.

 

Puntualizó que en los adolescentes el cuadro clínico es el retraimiento social, las dificultades escolares, la ideación y planeación del suicidio, las conductas negativas y agresivas, y el uso de sustancias.

En los adultos, los síntomas de depresión son un continuo estado de ánimo depresivo la mayor parte del día y disminución marcada del interés o la capacidad para sentir placer en casi todas las actividades.

 

Los números

Con el objetivo de prevenir y tratar esta enfermedad, recomendó acudir al especialista en caso de identificar en los familiares cualquiera de los síntomas para realizar un diagnóstico mediante una entrevista psiquiátrica.

En el mundo, este padecimiento tiene una incidencia en la edad preescolar del uno al dos %, en escolares del 2.8 % y en adolescentes hasta del 5.7 %.

 

El experto puntualizó que a nivel mundial, por cada dos mujeres que padecen depresión, hay un caso en un hombre en la edad comprendida entre los 12 y 15 años, y la distimia, que es un tipo de depresión que ocasiona que la persona tenga un estado de ánimo bajo, se presenta en edades de los 11 a 16 años con un 3.4 % de incidencia.

Al hablar de la prevalencia en México, señaló que la Encuesta Nacional de Salud Mental Adolescente indica que la edad en que los jóvenes son más propensos a desarrollar esa enfermedad es de los 12 a los 17 años de edad; la padecen dos % de hombres y 7.6 % de mujeres. La distimia afecta a 0.2 % de hombres y 0.9 % de mujeres, con una edad media de inicio a los 11 años de edad.

 

En cuanto a los adultos, la encuesta muestra que entre el 12 y el 15 % de la población general padeció un cuadro depresivo en algún momento de la vida, siendo más frecuente en mujeres que en varones. La enfermedad es multifactorial y genética con posibilidades de ser heredada del 40 al 65 %, en el cual intervienen otros factores bioquímicos, neuroendocrinos y ambientales.

 

Secretaría de Salud


Más del autor

Cuestión de amor

Se ha comprobado que la elevada autoestima, el apoyo familiar, la auto-eficiencia y el temperamento fácil reducen el riesgo de que una persona padezc...

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

MARKETING SOLUTIONS

Quinta Mayor 181 Col. Las Quintas.
CP 83240
publicidad@buenasalud.org

Tel: (662) 236 25 00