Compartir nota:

Guardar la vista

En la actualidad se cuenta con un alto grado de información sobre el cuidado de los ojos. Sin embargo, el concepto de prevención de enfermedades oculares está bastante descuidado en Sonora. A continuación mencionaré algunos de los padecimientos más frecuentes que afectan a nuestra población, así como sus respectivas recomendaciones.

 

Ojo seco

El así llamado “ojo seco” es un padecimiento causado por una falta crónica de lubricación y humectación sobre la superficie ocular. Las consecuencias del ojo seco abarcan desde una irritación ocular leve, pero constante, a una inflamación significativa.

El caso típico de ojo seco es el pterigión (carnosidad), que consiste en cambios notorios en la superficie frontal del ojo.

 

Para prevenir o tratar el ojo seco es necesario utilizar lubricante ocular. Actualmente se cuenta con diversos tipos de lubricantes. Sin embargo, es necesario acudir con su oftalmólogo de confianza para que le indique el lubricante conveniente para sus ojos.

 

Es aconsejable usar gafas oscuras a la hora de exponerse a la luz solar. Evite el contacto ocular directo con las corrientes de aire producidas por sistemas de ventilación. Conviene parpadear constantemente al momento del uso de computadoras o de teléfono celulares para no contraer ojo seco.

 

Glaucoma

El glaucoma se define como un padecimiento que daña el nervio óptico. Generalmente, el glaucoma se produce cuando aumenta la presión intraocular, presión que daña el nervio óptico. El glaucoma se caracteriza por ser causa frecuente de ceguera. Habitualmente, la ceguera debida al glaucoma puede prevenirse si se trata a tiempo.

 

La mayoría de las personas con glaucoma no experimentan ningún síntoma perceptible al principio. Por tanto, es necesario tener valoraciones regulares de los ojos para que su oftalmólogo detecte los problemas antes de que sea demasiado tarde.

 

Retinopatía Diabética o Hipertensiva

La diabetes y la hipertensión enferman la mácula y la retina periférica. La mácula es el área responsable de la visión detallada; sin ella no podríamos leer, coser o reconocer un rostro. La parte circundante a la retina se llama “retina periférica” y es la causa principal de la visión periférica.

 

En sus etapas iniciales, la diabetes y la hipertensión no presentan retinopatía. Con todo, si ambas enfermedades progresan, la retinopatía generada podría producir ceguera irreversible.

 

Dr. Tomás Martínez Garza

Oftalmólogo

Hospital Cima Hermosillo

Teléfonos: (662) 213-17-17

y (662) 213-20-90

provisiontmg@gmail.com

Ced. Prof. 5736963 Ced. Esp. 8843594


Más del autor

Guardar la vista

Según Aristóteles, el sentido que más nos deleita es el de la vista, pues es el sentido que capta más diferencias.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

MARKETING SOLUTIONS

Quinta Mayor 181 Col. Las Quintas.
CP 83240
publicidad@buenasalud.org

Tel: (662) 236 25 00